10 cosas que no sabías que tienes el permiso de hacer

Hoy sólo vengo a darte un recordatorio que en las últimas semanas me ha hecho muchísima falta:

¡TIENES PERMISO!

Así como existen muchas reglas invisibles que nos obligan a comportarnos de ciertas maneras, quiero compartir contigo una lista de cosas que tienes el permiso de hacer y que quizás nadie te lo haya dicho o peor aún, hoy te sentías juzgad@ por hacerlas:

  1. Tienes permiso de decir que NO y levantar la voz. Eso no te hace una persona egoísta, te convierte en una persona que respeta sus límites y no tiene miedo a establecerlos.

  2. Tienes permiso de NO verte igual que tod@s l@s modelos de revistas. Además de que es casi imposible, recuerda que los cuerpos son DIVERSOS, válidos y merecen ser mostrados así tal cual como son, con la textura, tamaño, color y medidas que tengan…

  3. Tienes permiso de moverte de donde ya no eres feliz. Esto aplica para todo, relación, trabajo, amistades, incluso familia. 👀¿Por qué quieres quedarte en un lugar que ya te queda chico?

  4. Tienes permiso de comer lo que a ti se te antoje. No se va a acabar el mundo si tú no eres gluten free y si hoy quieres comerte una rebanada enorme de pastel de chocolate. Respeta los mensajes que tu cuerpo te da y recuerda: la comida es tu gasolina, no tu enemiga. 

  5. Tienes permiso para dedicarte a lo que te dé la gana. No, no tienes que “hacer” lo que te han dicho que tienes que hacer sólo porque es lo que la figura de autoridad te dijo que tenías que hacer… (Básicamente, no le tienes que dar gusto a nadie más que a ti mism@.) Lo que te de plenitud y una sensación de satisfacción es válido para dedicarte a ello toda tu vida. 

  6. Tienes permiso de disfrutar tu vida sexual. No eres ni mejor ni peor persona, por tener una vida sexual activa. La sexualidad es parte de nuestra naturaleza, es parte fundamental de tu vida y la manera en que te explicas el mundo así que recuerda que: la manera en que tú elijas ejercer tu sexualidad es tu decisión.  
    Por favor  d - i - s -f - r - ú - t - a - l - a .

  7. Tienes permiso de demostrar amor. ¿Eso de ser “súper ecuánime” para no demostrar que tienes sentimientos y que también puedes ser vulnerable a dónde crees que te va a llevar?

  8. Tienes permiso de mostrarte tal cual eres, sin filtros. En un mundo donde en redes sociales metemos más de 3 filtros en videos y fotografías, te recuerdo que SE VALE SER TÚ. Tu historia es única, tu forma de ver la vida (en función de tu historia) es única, tu humor, tu manera de dar amor, tus puntos de vista… Todo es único. Y si tú no celebras quien tú eres, nadie lo va a hacer. 

  9. Tienes permiso para vivir tu vida como a ti te plazca. Eres libre de creer en lo que quieras, vivir como te dé la gana, llevar la alimentación que prefieras, moverte a todas partes o vivir en un sólo lugar. El chiste es que lo elijas tú. ¿Qué de tu vida hoy sí te funciona a ti?  

  10. Tienes permiso de poner límites. Así como tú tienes la responsabilidad de respetar el espacio vital y las decisiones de otr@s, las demás personas tienen la responsabilidad de respetar y acoplarse a tus límites. Y si se les olvida ese acuerdo primario, simplemente hay que recordarles. Y ese acto de recordarle a la gente dónde están tus límites NO es motivo de culpa y no significa que seas una mala persona o que estés amargad@. 

¿Qué otras cosas se te ocurren que sí tenemos el permiso de hacer? Me encantaría leerlo en los comentarios.

  • Hass de LMDC

44 comentarios

  • También tenemos derecho a soltar las cargas de nuestros, padres, hijos, cónyuge o cualquier otra situación que nos genera intranquilidad y no nos permite fluir y tener buena vibra

    Marcela Marroquin el

  • Disfruto muchísimo leer todo lo que em envían. Me hace bien ver que hay mucha gente que piensa y siente como yo! Gracias infinitas ❤️

    Natalia Ortin el

  • Es difícil romper la estructura que traes, pero aveces leer estos tipos de mensajes y escuchar tú podcast, ayuda a sanar el alma, aveces nos sentimos perdidos.

    Liz López el

  • Hola, que lindo texto Hass 👏🏽👏🏽👏🏽, gracias por recordarme que puedo vivir y disfrutar sin el permiso de los demás 🙌🏽

    Ara el

  • Totalmente cierto. En ocasiones la cultura y creencias nos hacen pensar que “debemos” cumplir expectativas para ser exitosas y felices. La realidad es la que hacer solo lo que nos hace bien y disfrutamos y saber poner límites es la clave para tener paz y felicidad.

    Marina Liliana el

  • Excelente mensaje

    Violeta el

Dejar un comentario

Los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen