Lo que nadie se atreve a decirte sobre el duelo…

A 4 días de haber recibido esa noticia que me cambió la vida y me desacomodó todos los cajones en donde tenía perfectamente dobladas mis emociones, mis miedos, mis juicios y mis creencias… he sentido:

  • Un enorme hueco negro en el est√≥mago
  • Ganas de llorar eternamente
  • Paz inesperada
  • Muchas ganas de celebrar la vida y vivir al l√≠mite
  • Duda por la situaci√≥n tan absurda de perder a alguien de manera abrupta y espont√°nea
  • Confusi√≥n absoluta
  • Dualidad entre comprender el balance en el Universo y renegar de √©l
  • Enojo¬†
  • Y ganas de s√≥lo hacerme bolita en una superficie plana‚Ķ¬†

Pero hoy, en este segundo, me siento como si no tuviera la autorizaci√≥n de ‚Äúser feliz‚ÄĚ otra vez. Como si estuviera haciendo algo muy, muy, pero en serio - muy - mal por sentirme no necesariamente como un trapo en este preciso segundo del d√≠a.¬†

Y yo s√© que el duelo es un remolino de emociones‚Ķ En la teor√≠a lo tengo claro, mi cerebro lo entiende, pero la locura me toca la puerta cuando me cae el veinte de que eso que estoy sintiendo es contradictorio a la creencia que siempre he sostenido: por a√Īos he cre√≠do que ‚Äúla mejor manera de honrar a las personas que ya no est√°n f√≠sicamente en este plano es disfrutar nuestra vida‚ÄĚ.¬†

Pero entonces, ¬Ņpor qu√© me est√° dando culpa la oportunidad de hacer justo eso en lo que supuestamente creo?

Este dilema me ha hecho pensar en cuántas historias nos contamos a nosotr@s mism@s sobre lo que tenemos permiso de hacer o no hacer a la hora de vivir un trauma… (O en este caso específico, un trauma a raíz de un duelo.) 

Y ahondando un poco en eso, ¬Ņqu√© s√≠ se vale en un duelo y qu√© no?¬†

Yo creo que todo, porque en mi breve experiencia sintiéndolo, esto de perder a alguien que amabas con todo tu corazón se presenta en olas que vienen y van. Olas que cargan todos los sentimientos que no te gustaría sentir de jalón (pero que la vida te está pidiendo que enfrentes) y luego otras olas de emociones más conocidas y amenas... 

Dicho eso, acá va la conclusión que hoy me salvó de creer que ya se me estaba yendo la cabeza: 

Tenemos que soltar el control de la incertidumbre de no saber si estamos viviendo el proceso bien o mal; si estamos haciendo las cosas correcta o incorrectamente. 

¬ŅPor qu√©? Pues porque ese juicio es absolutamente in√ļtil cuando se trata de atravesar algo doloroso‚Ķ No hay ni habr√° un fast pass; hay que sentirlo todo‚Ķ De acuerdo con mi terapeuta (con la cual acabo de colgar ūüėā), si tom√°ramos las olas del mar como referencia la l√≥gica ir√≠a un poco as√≠:

Si no quieres que te revuelque una ola, no te paras en la orilla y te pones rígid@, no vas y pones resistencia… No. Mejor flotas, dejas que la ola te salpique, te sacuda, te hunda un poco y luego la atraviesas desde dentro. Y cuando el agua se calma, ya buscas cómo salir del mar. 

O en palabras más burdas: 

No hay de otra más que hacer las paces con que en un duelo sólo puedes controlar cuántos kleenex llevar en el bolsillo. Tus sentimientos son los que son y van a venir a visitarte cuando se les ocurra venir a visitarte… 

Finalmente, ac√° va el √ļltimo pedazo de sabidur√≠a que me ha dejado la ola que me est√° revolcando a ratos:¬†

Contrario a lo que yo pensaba, no s√≥lo tienes que ‚Äú vivir‚ÄĚ y ‚Äúdisfrutar tu vida‚ÄĚ para honrar a la persona que perdiste, tienes que ‚Äúvivir‚ÄĚ y ‚Äúdisfrutar tu vida‚ÄĚ cuando te sea posible, como te sea posible, porque es lo que toca. Porque no hay recetas, no hay reglas y TIENES DERECHO.¬†

Estás autorizad@ a decirle sí a la vida y disfrutar, a tu manera, el gran regalo que es existir. 

¬ŅT√ļ qu√© opinas? ¬ŅHas vivido alg√ļn duelo? ¬ŅQu√© te ha ayudado?¬†

  • Mich, CCO de LMDC

23 comentarios

  • Creo que el duelo siempre se vive solo cambia y a veces puede repetirse a trav√©s del tiempo, yo perd√≠ a mi √ļnico hermano hace 6 a√Īos de un infarto fulminante y es lo m√°s duro que he podido atravesar, perd√≠ al a√Īo siguiente a mi t√≠o querido, luego a mi suegra a mi suegro y a mi abuelo por covid. 5 a√Īos de p√©rdidas . Sin duda ninguna comparada en el dolor de mi hermano porque parte de mi existencia se fue con el. No s√© cu√°nto tiempo dure el duelo no s√© c√≥mo se supera pero sin duda Dios me ha sostenido a trav√©s de este camino donde no solo ha sido mi dolor, sino ver sufrir a las personas que m√°s amo a mi alrededor. Entiendo tu dolor y te acompa√Īo

    Patrizia C√°rdenas el

  • Estar lejos sin posibilidad de estar con mi hermana en sus √ļltimos suspiros inesperados el dolor es agudo seco inmenso solo piensas porque ahorita ,,,Dios es perfecto y supo c√≥mo sacudirme en esta fantas√≠a de la vida misma y decir Gracias por haberme prestado a mi hermana por 60 a√Īos Gracias por su vida y por la m√≠a

    Ene el

  • Yo perd√≠ a mi Madre hace un a√Īo y medio ahora me encuentro armando el rompecabezas de mi vida, sanando , fragil , fuerte, feliz , emocionada de un nuevo inicio.

    Dinorah García el

  • Linda reflexi√≥n, gracias por compartir. Hace dos a√Īos mi padre trascendi√≥ en una de las olas del covid, y ha sido muy dif√≠cil porque no solo se fue √©l sino mi abuelito (su pap√°) y mi t√≠o (su hermano). En una semana partieron tres seres queridos. Sent√≠a que la vida se me iba, no ten√≠a fuerzas, ni √°nimos de vivir la vida como a ellos le hubiera gustado.. como dicen por ah√≠. Para llegar verdaderamente a vivir, primero tuve que pasar por una tormenta interminable de emociones, aceptar que ya no est√°n al menos fisicamente‚Ķ para despu√©s permitirme transformar por esta experiencia dolorosa. Abrazar lo que estoy sintiendo, sentirme vulnerable para despu√©s resurgir y darle significado.

    Carla el

  • Que alivio siento al leerte Mich.. justo estoy atravesando por lo mismo y no sabes que bien hacen estas palabras. Abrasisimos

    Oriana el

Dejar un comentario

Los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen